BIOCONSTRUCCIÓN: ARQUITECTURA Y SALUD



Cada vez más hablamos sobre conceptos como la sostenibilidad o la ecología, incluso aplicados a la construcción. Pero, ¿qué es realmente la construcción sostenible o la bioconstrucción?

Si has llegado aquí es que tienes curiosidad por conocer más, así que ¡te contamos sin rodeos qué es la bioconstrucción!


El objetivo de la bioconstrucción es diseñar espacios saludables, tanto para las personas como para el medio ambiente.



A día de hoy ya sabemos que la salud es una cuestión multifactorial, es decir, no depende únicamente de una cosa. La genética, por ejemplo, se ha demostrado que es un factor importante pero no determinante y que en realidad la salud es una combinación entre el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, nuestro estado de ánimo, nuestros hábitos y la calidad de nuestras relaciones sociales. No es solamente lo opuesto a la enfermedad y en ese sentido nos gusta mucho cómo lo indicaba la Organización Mundial de la Salud ya en el año 1.946: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».



Bajo este enfoque, es importante cómo construimos y los materiales que utilizamos, pero sin embargo que hay que dar un paso más allá. Este paso es el que da la bioconstrucción, que pone el foco en el diseño a partir de la biología humana, es decir, del funcionamiento de nuestro cuerpo. Se trata de diseñar teniendo en cuenta cómo nos influye el entorno que nos rodea (el entorno natural y el construido) y nuestros propios hábitos. Conocer qué reacciones tiene nuestro organismo - nuestro cuerpo – en estos espacios y frente a ciertos estímulos, para poder prevenir los efectos nocivos no solo a corto o medio plazo sino a lo largo del tiempo.


Si pensamos que durante el día pasamos aproximadamente un 90% del tiempo en espacios cerrados (en casa, en la oficina, en un restaurante...) nos damos cuenta de lo importante que es crear edificios con interiores que realmente miran por nuestro bienestar.


La bioconstrucción trata de dar la vuelta al concepto convencional que se tiene al construir los edificios y en lugar de hacer que las personas se adapten a los espacios, concebir y diseñar espacios que se adapten a las personas.



El fin último de la arquitectura es crear espacios donde podamos descansar, trabajar o relacionarnos, en definitiva, espacios donde se pueda desarrollar la vida. Justamente por eso, es una herramienta que debemos usar en nuestro beneficio y para nuestro bienestar. Sin embargo, a menudo la bioconstrucción se vincula con una imagen del pasado o con formas y materiales de construir antiguos, pero la estética no condiciona la calidad o la salud de una vivienda. En realidad, la bioconstrucción se sirve del diseño y las nuevas tecnologías y su mirada se fija en el presente teniendo en cuenta el futuro. Un futuro saludable para nosotros y para el medio ambiente.


Este enfoque es el que tenemos en Habit estudio y el que queremos transmitir en nuestros proyectos. Como siempre decimos:



“La bioconstrucción es la arquitectura pensada desde la salud”


Recuerda que puedes leer más en: https://www.habitestudio.com/servicios


¿Te interesa saber más? Si tienes un proyecto en mente o te surge alguna duda o comentario, ¡no dudes en contactarnos!




CATEGORÍAS